POTENCIALES GENÉTICOS

SOLO EL AMOR CONVIERTE EN MILAGRO EL BARRO

El camino hacia nuestra integración se transita mediante la expresión de nuestro potencial genético.

Según Rolando Toro, creador del Sistema Biodanza, esos potenciales se expresan sobre la trama de cinco potencialidades universales, comunes a todas las personas, que Biodanza resume en cinco grandes grupos llamados: Líneas de Vivencia.

En el transcurso de su vida, las personas desarrollan estas cinco potencialidades fundamentales. Muchas, sin embargo, refuerzan algunas de ellas a expensas de las otras y rara vez expresan la totalidad de sus posibilidades, debido a los obstáculos encontrados en la expresión originaria de los mismos.

Biodanza trabaja estimulando las funciones poco desarrolladas para poder integrarlas en toda su plenitud y armonizarlas con las otras.

Vitalidad: Aumento de la alegría de vivir, ímpetu vital (energía disponible para la acción), integración motora, equilibrio neurovegetativo.

Sexualidad: Despertar la fuente del deseo, aumento del placer, conexión con la identidad sexual, disminución de la represión sexual.

Creatividad: Capacidad de expresar, innovar y construir.

Afectividad: Capacidad de hacer vínculo con las otras personas a través del amor, amistad, altruismo y empatía.

Trascendencia: Conexión conexión con la naturaleza, sentimiento de pertenencia al universo. Ir más allá de nuestro ego, a ese espacio de plenitud y confianza en donde la entrega se hace posible al saberse contenidos por una matriz cósmica

Desenvolvemos estos potenciales a través del movimiento y la música que nos permiten tener la vivencia que nos dará la certeza de lo que queremos incorporar en nuestras vidas a través del afecto y la contensión grupal.